Gabriela Collado

Terapeuta Holística. Maestra Espiritual. Coach en Relaciones. Terapia PNL. Transgeneracional. Biodescodificación. Risoterapia. Reiki Master. Terapia Metamórfica. Registros Akashicos. Tarot Evolutivo. Canalizaciones. Terapias y Talleres Vivenciales (Presenciales y On Line). Conferencista. Seminarios Motivacionales.

sábado, 10 de febrero de 2018

El límite lo pones tú

Torres del Paine, El Chaltén. Patagonia Argentina. Foto de Leonardo Collado


¿Cuán separado ha de estar uno de uno (del UNO) para que la vida le muestre carencias y faltas? No es algo que deba “hacer” si no algo que debe unir o reunir. La coherencia, volver a la Unidad, la síntesis.
En realidad, todas son apariencias, lo que nos falta en apariencia, porque está ahí pero mi falta de unidad me impide verlo o acceder a ello.
A veces es algo que así debe suceder, bien para que pueda verlo, bien para reparar o equilibrar otra cosa. Porque nada falta en ningún momento. El Reino del Padre está siempre al alcance de todos y todos habitan en el Reino del Padre, aún con sus cegueras y distorsiones.
Muchas veces vemos la vida como algo que hay que atacar o defender, algo que hay que conseguir o alcanzar. Es sumamente desgastante y agotador y, seguramente, el motivo de que nos hagamos viejos y muramos enfermos.
La vida es tiempo que acontece y será una cosa u otra depende desde donde decidamos observarla. Si me paro en el YO (EGO) entonces serán cosas que “me hacen” o “no me hacen”. Si consigo salir de mi personaje, entonces serán simplemente “cosas que suceden” y, desde ahí fuera, podré manejar mejor mi respuesta, pues desde dentro sólo será una reacción (al igual que lo es un síntoma o enfermedad).
Una gran montaña no es nada sin cada grano de arena que la compone. Son los pequeños pasos de cada día los que te conducen a la cima. El límite lo pones tú.

Gabriela Collado
Créditos imagen: Leonardo Collado. Torres del Paine en El Chaltén, Patagonia Argentina

martes, 23 de enero de 2018

Amor y pasión según Jorge Bucay



"El amor es la brasa que queda encendida después de la pasión".
"Atracción, amor (sentimiento) y confianza son las 3 patas de la mesa que hace estable a una relación".
Dice Jorge Bucay y también dice que quién no tiene un amor para toda la vida se queda en relaciones frugales. Sin embargo, creo que uno puede aprender a amar a otros y, importantísimo, amarse a sí mismo de ese modo para toda la vida, aunque no sean una pareja.
Creo que uno debe estar parejo con uno y que todos pueden ser nuestra pareja, de alguna manera; sin importar la forma, sin importar lo que dure. Una pareja es una oportunidad que me permite salirme de mí y amar y también me enseña a amarme.
Existen parejas duraderas por la hipoteca o el miedo, o la forma, también las hay por el amor.
Estoy convencida de que el amor es capaz de tomar todas las formas y todos los tiempos posibles. Porque el amor no juzga, solo ama. Y, es cierto, que el amor ama para siempre, más allá de la unión incluso, aún cuando la pareja ya no esté. Ahí se transforma en gratitud.

¡Feliz tarde amigos!

⚜️ Maga

lunes, 22 de enero de 2018

Siempre tienes otra oportunidad



Se nos olvida a menudo nuestra humanidad y vivimos aplastados por nuestras propias exigencias.
¿Por qué llamar error a una experiencia del camino que debía ser vivida? ¿Por qué todo debería ser sí o no, blanco o negro?
No debes castigarte por tu espontaneidad. Las autoexigencias nos impiden ser espontáneos. Dejamos de bailar con lo mejor de nosotros mismos cuando queremos calcularlo todo.
Vamos conociendo a las personas a través de nuestro intercambio personal con ellas y, al mismo tiempo, vamos conociéndonos a nosotros mismos. Si el otro, en algún momento, “te hace daño”, no puedes culparte a ti mismo por haber confiado. El error no está en confiar, ni en quien confía. ¡No hay error! Hay un conocimiento de cómo es el otro, de lo que me muestra y lo que importa es mi capacidad de cambio ante el “aparente cambio” del otro.
Me quedo un tiempo enfadado con la situación porque “debería” haber sido de otro modo. ¿Por qué? La situación forma parte del descubrir al otro como es o como elige mostrarse entre mí y de descubrirme a mí ante el espejo de ese otro. Fíjate que has aprendido de ti ante esa circunstancia y sigue adelante (con o sin el otro). Si aún hay algo que salvar de vuestro intercambio (o relación), pues quédate con aquello que puede rescatarse. Todos merecemos segundas oportunidades. Todos tenemos un momento de ceguera o un mal día. Siempre y cuando eso no te haga daño o te impida ser tú. Inclusive tú contigo mismo, frente a tí mismo, mereces otra oportunidad. ¡Tú debes darte las todas! Quizás esa relación con esa otra persona cambie, quizás se transforme en otra cosa o, incluso, se vuelva más profunda gracias a lo vivido o, simplemente, deba llegar hasta ahí y cada uno seguir su camino, pero con la gratitud por lo compartido y aprendido. Siempre el otro me da algo, a veces ese algo es la oportunidad de dar, de darme.
Cuando alguien hace o dice algo que no nos gusta “le hacemos la cruz”, queremos tacharlo de nuestra vida. Ahí es en donde nos volvemos rígidos. No es al otro al que no perdonamos, es a nosotros mismos por “equivocarnos” en nuestra mirada. De verdad te digo que no hay error, que, incluso, eso es el amor actuando y enseñándote algo que tú debías ver. A veces un sólo hecho o palabra que tú consideras “negativo” está nublándote la visión de todo lo “positivo” que te ha dado ese encuentro. Porque, cuando alguien hace o dice algo que no nos gusta, nos olvidamos de cuántas cosas buenas había hecho antes por nosotros. Así, del mismo modo, actuamos con nosotros mismos y nos volvemos rígidos y dejamos de ser espontáneos.
Está bien saber cuando algo ha de terminarse, cuando poner un limite, cuando la responsabilidad de lo sucedido ha sido mía y cuando del otro. Simplemente obedece a tu corazón, no a tu cabeza, orgullo o vergüenza. Date otra oportunidad de verte con ojos más compasivos, de ver al otro con más compasión. Nada es tan trágico como para emitir una sentencia tan dura, ni tan insignificante como para pasar desapercibido si se barre bajo la alfombra.
Halla tu propio equilibrio y aprende a bailar con gracia, pero por favor, ¡no dejes de bailar!

Gabriela Collado

sábado, 30 de diciembre de 2017

2018 el año de la Maestría



2018, un año para hacer valer la maestría adquirida tras tantas pruebas vividas y superadas.
2 = la sacerdotisa
0 = el loco
1 = el mago
8 = la justicia
2 + 0 + 1 + 8 = 11 la fuerza
Finalmente Cielo y Tierra se unen. La sacerdotisa nos proporciona el conocimiento, el loco nos aventura en lo desconocido apoyados solamente en nuestra conciencia, el mago nos marca una intención que viene señalada desde lo más alto y la justicia ejerce el equilibrio de nuestras dos partes, la divina y la terrenal. En consecuencia, la fuerza consigue domar a nuestro ego para establecernos con firmeza en donde queremos estar.
Será un año para caminar con pie propio tras haber cortado con los programas que nos condicionaban.
Es la consecuencia de un trabajo interior valiente, un regalo merecido. Pero la maestría nos exige hacernos responsables de nuestra propia vida, de cada acto y de cada pensamiento.
Soplan vientos de cambio y, si sabemos andar con los ojos abiertos y el corazón dispuesto, serán portadores de buena fortuna y bendiciones.
¡Feliz camino hacia el Año Nuevo, almas!

 ⚜️ Maga

jueves, 28 de diciembre de 2017

La Luz que ilumina la Verdad



Decía Buda que hay tres cosas que no pueden permanecer ocultas por mucho tiempo, una es el sol, otra la luna y la tercera, la verdad.
Ésta última es, casi siempre, el resultado de una causa y la causa siempre es nuestra; tiene que ver con lo que hacemos y con lo que dejamos de hacer (que también es algo que hacemos).
La verdad siempre tiene que ver con nosotros, no con lo que nosotros creemos que es verdad si no con lo que se nos revela ante cada circunstancia. Cuando nos somos capaces de ver con claridad, las circunstancias se repetirán hasta que podamos "ver".
Ver y verdad son prácticamente lo mismo. La verdad es siempre una, ni la tuya ni la mía. La verdad es eso inamovible que insistirá siempre en hallar el equilibrio y en colarse frente a ti de cualquier modo (síntoma, enfermedad, relaciones, accidentes, bloqueos, repeticiones...).
La verdad es lo que nos iguala y lo que nos libera.
La luz que ilumina la verdad es nuestra conciencia viendo con los ojos del Amor.
No culpes a la lluvia si no crees en el sol, sin él ella no existiría.
¡Feliz día almas!

⚜️ Maga

sábado, 23 de diciembre de 2017

El proceso de la Navidad



La Navidad es un proceso que se lleva a cabo a lo largo de la vida del ser humano, no es un acontecimiento de un solo día, ni tampoco algo que suceda periódicamente. El verdadero significado de la Navidad es el nacimiento de nuestro Cristo interior, el despertar al dios que somos, a nuestra parte divina. Estas fechas sólo nos recuerdan este evento, que en nosotros incluye varias etapas, como la muerte y la resurrección que se recuerdan en la Pascua.
Te deseo que se propicie en tí este nacimiento y des cobijo y alimento al niño luminoso que habita en ti.
Que la luz, la paz, el amor y la abundancia bendigan tu vida hoy y siempre.

⚜️ Maga

jueves, 21 de diciembre de 2017

Solsticio de invierno



A diario vemos fluctuar el tiempo, de la merma a la abundancia y de la abundancia a la merma. Vemos al Sol tomar distancia para luego calentar la Tierra desde menor distancia.
Para que algo se ilumine ha de oscurecerse antes. La luz disminuye para luego aumentar y viceversa.
Vivimos en fluctuación constante, igual que lo que vemos en la naturaleza. Nuestro sufrimiento se agranda cuando nos negamos a estos cambios que nos permiten nuestra transformación y la de todo cuánto nos rodea.
En el hemisferio norte hemos dado lugar a la muerte simbólica de la luz, mientras el sol atraviesa sus 3 días de oscuridad, para ser testigos de su resurgimiento.
Desde hoy, cada día será más largo y nosotros tenemos una nueva oportunidad para ver las cosas cada vez con mayor claridad.

¡Feliz solsticio, feliz Yule!

⚜️ Maga

martes, 19 de diciembre de 2017

Abuso Incesto: Teoría del hechizo

¿Que sucede cuando los niños abusados crecen?
El niño abusado puede convertise en adulto y seguir siendo víctima de este hechizo que no solo abarcará al abusador en sí, si no también a cualquier persona de su entorno que sea cómplice de dicha situación. Hasta que la persona abusada no resuelva y rompa este "hechizo" podrá seguir repitiendo patrones abusivos (sexuales o no) en su vida, ya sea por parte de otros pares como de sí misma.
Recomiendo la lectura del siguiente artículo que aquí copio y pego y también la serie documental emitida por Netflix "The keepers".

ABUSO INCESTO: TEORÍA DEL HECHIZO

Definición de Hechizo según Perrone:
“Como un estado de trance prolongado, de hipnosis no convencional, que puede perdurar aun después de haberse interrumpido la relación. Puede crearse por efecto del terror, la amenaza, la violencia, la confusión, etc. Los abusos sexuales intrafamiliares pueden producirse en un clima de terror y de violencia, pero también pueden ocurrir en interacciones de seducción para tratar de designar la relación particular que liga al abusador y su victima. No contempla el estado de falta total de libertad descrito por las victimas. Como forma extrema de relación no igualitaria, el hechizo se caracteriza por la influencia que una persona ejerce sobre la otra, sin que esta lo sepa…”. Reynaldo Perrone plantea que la situación abusiva es un estado similar al del trance. El trance es un estado alterado o modificado de la conciencia que se caracteriza por una disminución del umbral crítico y una focalización de la atención. El trance se expresa de manera psicosomática: modifica las actitudes corporales, las percepciones y las sensaciones tanto como la conciencia. En este estado se producen amnesias, más o menos profundas, alucinaciones o visualizaciones, fenómenos de desdoblamiento y disociación, y fenómenos de reasociación y reorganización. El hechizo es el extremo de una relación de poder, de desigualdad o asimetría absoluta. El niño víctima se encuentra en una sensación de malestar, opone resistencia y su sentido crítico se encuentra conservado. Pero al comienzo del Abuso sexual Infantil (ASI) todo se transforma en culpa, confusión, vivencias de desdoblamiento, se es un extranjero en su propio territorio. La víctima pierde las fronteras de su propio cuerpo, siendo perturbada por los dichos del abusador. Se encuentra ya sin defensas, sin protección individual y ante la nueva desprotección, descreimiento y posterior retractación no llegan los factores protectores necesarios y se lugar al SAASI.
El hechizo podría ser inscripto como la tercera instancia del Síndrome de Acomodación al Abusos Sexual (SAASI), la que denominamos atrapamiento y adaptación. El SAASI se instaura no solo en el cuerpo del niño, sino también en su inocencia y su ignorancia. El niño es vencido por el adulto, que incluye el ASI en cotidianeidad. Le muestra al niño la desprotección que padece: los encargados de cuidarlo no pueden hacerlo, no se le cree o se lo acusa, haciéndolo responsable del ASI. El niño es cosificado, integrante de una dinámica familiar incestuosa, que incluye a madres que también han sido víctimas de abuso sexual en su infancia y no han podido elaborarlo, ni encontrar un modo reparador, es decir que fueron descreídas, desmentidas o acusadas de ser
responsables de su padecimiento;
encontrándose instaladas en el SAASI. Estas madres han transformado su vivir, a sobrevivir con ello, han sepultado su propio ASI, no pudiendo proteger a sus hijos en similar padecimiento. El niño no espera ni esta preparado para este daño, no puede defenderse de aquel que además es responsable de su cuidado.

Otro artículo para completar, aquí: http://psinfantil.blogspot.com.es/2006/11/el-hechizo.html?m=1

martes, 14 de noviembre de 2017

Lo que necesitas escuchar



Te propongo algo, quiero que hoy te detengas frente al espejo y te digas a los ojos todo aquello que necesitas escuchar.
Quiero que te des permiso para sentir lo que estás sintiendo, agradable o menos, lo que sea.
Quiero que por unos minutos, frente a ese espejo, seas esa persona a la que echas de menos o a la que estás esperando conocer.
Al principio puede que te cueste porque no estás acostumbrado/a a tratarte bien o a creer en ti. Tal vez te dijeron que eso era soberbia. Nunca amar a alguien (y eso me incluye) puede ser soberbia, más bien lo contrario.
Así que, con vergüenza o sin ella, vas a ponerte frente a ti misma/o y vas a decirte, palabra por palabra, exactamente aquello que hoy necesitas oír. Recuerda que eres alguien que te conoce muy bien y sabe lo que necesitas porque te ama.
Si no se te ocurre nada empieza con algo sencillo como un saludo, al fin y al cabo estás reconociéndote, y sigue con algunas de las siguientes frases que sólo te doy aquí como guia; siempre serán más acertadas las que broten de tu corazón.
"Lo estás haciendo bien", "confía", "todo saldrá bien", "tu puedes hacerlo", "estoy contigo pase lo que pase y decidas lo que decidas". "Te amo", "te perdono", "yo creo en ti".
Mira hasta donde has llegado, siempre has estado contigo, aunque no siempre te hayas mirado, aunque muchas veces te hayas rechazado, sin embargo aquí estás, aquí estamos, juntas/os. Ésa/e eres tu aquí y ahora, un ser completamente digno de ser amado y de que le pasen cosas buenas.
¡Creételo y permite que te sucedan!

¡Feliz reencuentro!

⚜Maga

domingo, 12 de noviembre de 2017

El lado activo de mi infinito



Buenos días desde el lado activo de mi infinito.
La chamana que vive en mí me dice que uno no debe disculparse por flaquear ni andar suplicando la compasión de quien sea.
Hay distintos animales habitándonos que representan cada cual un poder. La tristeza tiene el suyo, el enfado también. El amor no sólo es mar en calma e indulgencia. Estos animales nos acompañan y nos enseñan a actuar a cada momento, desde la paciencia de la tortuga, la hibernación del oso, la suavidad de la mariposa, hasta la furia de la hiena o el rugido enfurecido del león.
Aquí mi pequeña pantera y yo, plenamente solares, os deseamos un "sun-day" de renovación. Día para asimilar en el silencio de la propia fuente.
Y recordad que las mentiras, tanto las que contamos a los otros como las que nos contamos a nosotros mismos, tienen las patas de un corgi galés.
(Será por eso que mamá me hizo con piernas largas 😉).

⚜Maga