Gabriela Collado

Terapeuta Holística. Maestra Espiritual. Coach en Relaciones. Terapia PNL. Transgeneracional. Biodescodificación. Risoterapia. Reiki Master. Terapia Metamórfica. Registros Akashicos. Tarot Evolutivo. Canalizaciones. Terapias y Talleres Vivenciales (Presenciales y On Line). Conferencista. Seminarios Motivacionales.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Me río



Ayer te vi después de mucho tiempo. No me produjo nada, ninguna reacción emocional. Estabas detrás de mí y no sé si fuiste consciente de ese encuentro, si me viste o no. Te di la espalda y me quedé por un instante asombrada, pensando e intentando sentir. Pero nada. Tal vez compasión, por ti, por mi, por ambos. Comprendí que el camino siempre va hacia adelante y uno sigue; pero seguramente no es el mismo luego de un encuentro.
Hoy, mientras escribo, reflexiono sobre ello. Quisiera volver a tener la fortaleza y la seguridad que tenía antes de conocerte, pero sé que ahora soy cada vez menos ingenua y más profunda.
Las apariencias son máscaras que flotan en el aire, a veces se burlan de nosotros por creer en ellas. Luego se van y ahí nos cuesta entender cómo las hemos considerado tan importantes. Por eso elegimos olvidar. Olvidar cómo nos enamoramos del humo, o nos enfadamos con él, mientras sigue formando una máscara tras otra en nuestra pantalla.
Es verdad que no hay más enfado que con uno, más culpa que la que uno mismo se acusa y se cree.
Me gustan los chamanes porque saben de la burla de este juego y se ríen de sus propias formas mientras me dicen “está bien, cuélgalos de las pelotas, no a ellos si no a tu miedo; haz que esas pelotas sean el símbolo de tu poder sobre el demonio que te mantiene atrapada al miedo a perder algo”.
Nadie pierde nada en un juego, porque es un juego y, si te lo crees, te atrapa y ahí ya has perdido. Una vuelta quedas atrás, otra llegas primero. Si te conviertes en campeón deberás sostener la “copa” y ahí empezará tu decadencia, porque lo que harás no será jugar sino proteger tu trofeo.
No puedes ir por la vida temiendo perder algo, porque la pérdida es una ilusión y estarás llorando por nada.
La vida es un viaje y, si vas ligero, es cuando menos pierdes. Te liberas y te transformas a través de tu expresión, vuelves a poner tu centro en ti y sigues adelante.
Sólo pierdo cuando me pierdo a mí misma y, cuando eso sucede vuelvo a la imagen del río y me veo junto a su orilla y comprendo que la vida es ese río y yo la que lo contempla y que no debo hacer nada más que contemplarlo para ver pasar por él a todas aquellas cosas que me hicieron sufrir y darme cuenta de que todo pasa, de que el río las arrastra y sigue siendo río.
Tal vez por eso, cuando en verdad contemplo, me río.

Gabriela Collado

lunes, 6 de noviembre de 2017

Imitadores del juego de la vida



Aprendemos a jugar este juego de la vida por imitación. Tal vez nos creamos originales en nuestras elecciones pero, si observamos atentamente, veremos que estamos copiando algún paso, siguiendo una creencia aprendida, dibujando un diseño que no nos pertenece del todo.
Seguramente el pecado original sea ese, los errores aprendidos, los miedos heredados, los programas establecidos de nuestros ancestros que vienen grabados en nuestro disco duro.
Hasta que vamos tomando conciencia de que podemos elegir qué copiar y qué no y saber desde dónde hago mis elecciones.
A veces el quiero se confunde con el debo y el debo nos anula.
Si vamos a imitar a alguien que sea un modelo que nos lleve hacia nuestro maestro interior para, finalmente, romper lo que nos liga a los ciclos de sufrimiento.

¡Feliz inicio de semana!

sábado, 4 de noviembre de 2017

¿Cómo me amo a mi misma/o?



Una de las preguntas que más a menudo me hacen es "¿Cómo me amo a mi misma/o?"
Me resulta triste pensar que hemos llegado a un punto en el que no sabemos lo más básico que es el propio amor, amarme y respetarme como ser.
Sin embargo, recuerdo que estamos en esta vida precisamente para eso, para recordar el amor que somos, el que hemos olvidado y que hemos estado durante siglos sosteniendo un juego que nos alejaba de nosotros mismos.
Mi respuesta inmediata a esta pregunta, lo que siempre digo es, "simplemente piensa en lo que le darías a alguien que llegara a tu vida, alguien de quien te enamoraras. ¿Cómo le tratarias, como le escucharías, cuánta paciencia le tendrías, etc... Y comienza a hacer eso mismo contigo. Inicia un romance contigo misma/o. Perdónate por no haber alcanzado ciertas cosas que deseabas y deja de creer que no lo mereces o tienes un problema. Tratate bien".

Para ser más precisa voy a compartir unas palabras de Louise Hay con las que hoy me he encontrado:

ÁMATE, HAZLO AHORA
No te critiques, cuando te criticas, tus cambios son negativos. Cuando te aceptas, tus cambios son positivos. Las críticas nunca cambian nada. Acéptate exactamente como eres ahora.

1. NO TE DES MIEDO A TI MISMO. Deja de asustarte con tus propios pensamientos. Esa es una manera terrible de vivir. Busca una imagen mental que te guste y sustituye tu pensamiento aterrador por una imagen de placer.

2. SÉ AMABLE Y PACIENTE CONTIGO MISMO. Sé delicado y amable contigo mismo. Ten paciencia mientras aprendes nuevas formas de pensar y cambias viejos hábitos de conducta. Trátate como si fueras alguien a quien realmente quieres.

3. SÉ AMABLE CON TU MENTE. El odio hacia uno mismo es sólo odio a los propios pensamientos. No te odies ni te hagas daño por tener esos pensamientos, ámate a ti mismo cambiándolos suavemente.

4. ELÓGIATE. La crítica destruye el espíritu y la energía interna. El elogio y la valoración lo construyen. Elógiate todo lo que puedas. Reconoce lo que estás haciendo bien en cada pequeña cosa.

5. DATE APOYO. Encuentra formas de apoyarte a ti mismo. Busca amigos y permite que te ayuden. Ser fuerte es saber pedir ayuda cuando se necesita. Aprende a pedir para que los demás puedan aprender.

6. AMA TU NEGATIVIDAD. Reconoce que la has creado para cubrir una necesidad. Ahora estás encontrando nuevas y positivas manera de cubrir estas necesidades. Por lo tanto, puedes dejar marchar, con amor, tus viejos patrones negativos.

7. CUIDA TU CUERPO. Aprende sobre nutrición. ¿Qué clase de alimentos necesita tu cuerpo para tener el máximo de energía y vitalidad? Aprende sobre ejercicio. ¿Qué clase de ejercicio puedes disfrutar? Ofrécete tiempo para descansar, aprende a relajarte física y mentalmente. Ama el templo en el que vives.

8. UTILIZA EL ESPEJO. Mira a menudo al interior de tus ojos. Expresa tu creciente sentimiento de amor hacía ti mismo mirándote en el espejo. Habla a tus padres mirándote en el espejo. Perdónales también. Al menos una vez al día dí: "Te quiero, te quiero tal como eres".

9. ÁMATE, HAZLO AHORA. No esperes a que las cosas te vayan mejor, te encuentres bien, tengas pareja, trabajo o hayas adelgazado. Empieza ahora y hazlo lo mejor que puedas.

Y, como digo en Alma Mate, el Amor ES incondicional, es el miedo el que está lleno de condiciones.

 ❤ Maga

viernes, 3 de noviembre de 2017

Lo que teme una mujer



El otro día escuché en la serie La Caza (Netflix) un diálogo que decía más o menos así:
"Lo que más teme un hombre de una mujer es que se ría de él. En cambio, lo que más teme una mujer de un hombre es que la mate."
Aunque no es nuevo me impactó porque ofrece una imagen muy certera de lo diferente que es caminar por la vida, en esta sociedad, como hombre o como mujer.
La mayoría de las mujeres no saben lo que es no tener miedo y la mayoría de los hombres no saben lo que es tenerlo, a caminar sin prejuicios, a moverse con libertad, a expresarse como son.
Hay mujeres valientes, muchas y hombres con miedo, un montón. Sólo voy a lo más simple, el modo de andar por la vida que, sólo por nacer de uno u otro sexo, se hace diferente. No es igual educar a un hijo que a una hija. No sé mira igual en las profesiones, en las instituciones, a un hombre que a una mujer. Sabemos que no hay igualdad, sin embargo hoy he querido centrarme en algo más simple pero, tal vez, más profundo, algo como caminar por la calle a cualquier hora, algo como vestir como nos da la gana o amar y relacionarnos como queramos. No solemos pararnos a mirar esto, incluídas las mujeres ya lo "acatamos" como norma y eso también da mucho miedo; lo establecido, lo que no se mira ni se cuestiona, la desigualdad instalada en la conciencia de todos, la que hay que romper aunque te llamen bruja y aunque te "mueras" de miedo, literalmente para muchas, en muchas épocas.

¡Buenos días seres y humanos!

⚜️ Maga

jueves, 26 de octubre de 2017

Ojos en todas partes



Perdemos tanto tiempo defendiéndonos de lo que no somos que acabamos no sabiendo dónde estamos.
Hasta que no te aceptes, verás ojos en todas partes.

¡Buenos días almas!

⚜️ Maga

domingo, 22 de octubre de 2017

Sólo puede ser dominado aquél que no se domina a sí mismo



Sólo puede ser dominado aquél que no se domina a sí mismo.
Los gobernantes externos son la manifestación de los gobernantes internos, representan a nuestra propia mente.
Veo una sociedad que se pelea entre sí como niños, tirando de las faldas de papá y mamá, culpando a sus hermanos y sin responsabilizarse de nada.
El Padre de los Cielos no castiga, sólo reproduce los efectos de nuestras causas. Siempre nos responde, pero el resultado depende de nosotros.
Ansío creer en la humanidad, una humanidad adulta que deja de patalear fuera pidiendo que otro se haga cargo de lo que le corresponde asumir.
Es en tu propia casa en donde está el cambio. Infantil es seguir peleando con el que no piensa como tú, sólo muestra tu propia división interna, tus propias dudas y tu falta de fe en quién eres.
No es ganar o perder; eso es ausencia de amor.
Es que nada te domine, ni el pensamiento ajeno, ni sus actos.
Así se transforma el mundo, transformándote tú.

¡Buenos días humanidad!

⚜️ Maga

jueves, 19 de octubre de 2017

Paro, pienso, hago



La mayoría de las veces el miedo es humo, una película que nubla lo realmente verdadero que subyace a cada hecho. Es un filtro hecho de recuerdos y creencias que se activa ante una situación que incluye unos, otras o ambos. Podríamos decir que es, en sí, una reacción que nos impide observar las situaciones de manera objetiva y ordenada.
Detenerse en el silencio y la reflexión, antes de reaccionar, nos puede ayudar a despejar esa espesa nube imaginaria para que quede sólo aquello que es real y sobre lo que sí podemos accionar.
PARO, PIENSO, HAGO / DIGO
Hoy es un excelente día para comenzar con esta nueva actitud, puesto que la Luna Nueva nos ayuda a fortalecer todo cuanto iniciemos bajo su influjo.

¡Feliz Luna y fuera miedos!

🌛Maga🌜 — en Tour Eiffel.

martes, 17 de octubre de 2017

Apunta alto



Apunta alto. Nadie ganó creyendo que no servía. La falsa humildad es una negación a asumir la responsabilidad del propio don; como también lo son las "cómodas" obediencias. Busca la excelencia en ti, no la perfección.

¡Buenos días amigos de la Tierra y de los cielos!

⚜️ Maga — en Viana.

domingo, 15 de octubre de 2017

Las mujeres de mi genealogía


Me gusta contar a menudo el origen de la condición nómada de las mujeres de la rama materna de mi genealogía. Mi bisabuela Dolores, que en la foto aparece vestida de riguroso luto, nació en Asturias. Joven emigró a Argentina con su marido y allí tuvieron una niña llamada Isabel, mi abuela, que está en la foto junto a mi madre. Cuando Isabel cumplió 2 años, decidieron regresar a España. Era el año 1917.



Mi abuela crece en España y aquí conoce a mi abuelo, nacido en Salamanca. Viven en Zamora en donde tienen 2 hijos. A la segunda le ponen de nombre María Rosa, era mi madre.
En 1951, cuando Rosita tenía 9 años, embarca junto a su madre y su hermano en el buque Córdoba que soltaría su ancla en Buenos Aires, en donde los esperaba mi abuelo. Huían de la famélica posguerra Civil Española.
Mí madre celebró su 15 cumpleaños en el Club Riojano Español de Buenos Aires y ese día conoció a mí padre Pedro Luis, español y riojano. Al cabo de 9 años se casan y tienen 3 hijos. Yo soy la menor de los tres y la única mujer. Nací en un lugar llamado Santa Fe, cuyo hospital fue demolido luego de mi llegada al mundo.


Ingresamos a un nuevo milenio y, casi 100 años después del regreso de mi bisabuela a España, mi madre y mi padre también deciden volver a su tierra natal. Yo vengo después y es aquí en donde engendro a mi hija, Caterina y regreso a Argentina con ella en mi vientre. A los 6 meses de gestación vuelvo a España para dar a luz en un hospital que, poco tiempo después, fue demolido.
No supe el motivo que me había empujado a venir a vivir a España hasta que desmenucé mí árbol y descubrí esta historia al completo.
Hoy se celebra el Día de la Madre en Argentina y, por todas las madres que me precedieron y que compartieron amor con sus hijas en mi país de origen y en este que hoy me acoge, es que comparto esta historia. Y por mi hija, a quien decreto libre, aquí y ahora, de repetir patrones, libre de expresar su amor en cualquier lugar del planeta en donde sea ella misma, siempre.
Gracias mamá, abuela y bisuabuela por sostener los lazos que hasta aquí me han traído y gracias hija de mi alma y de mi sangre por hacerme madre.
¡Feliz día a todas las mamás!

Con ❤️ de Maga y de mamá.

martes, 10 de octubre de 2017

Los hermanos



Aunque yo crea que puedes ver en el otro lo mismo que yo veo en él, nunca será del todo posible. No habrá nunca dos personas que vean a una tercera de exactamente igual manera, porque cada cual ve en el otro el reflejo de un aspecto de sí mismo, mira al otro a través del propio y personalísimo filtro de creencias. Aunque podamos coincidir en un prisma de la visión, nunca estaremos viendo a la misma persona pero sí, y siempre, a nosotros mismos.
En la foto aparecemos mis hermanos y yo en la infancia compartida. Los hermanos son los primeros que nos acompañan a pulir nuestra
prsonalidad. Son, después de los padres, tal vez nuestro espejo más fiel, más ajustado a nuestro tiempo. Sin embargo, ninguno de los hermanos recordará a sus padres igual que el otro, seguramente tampoco ni siquiera su infancia, a pesar de crecer en el mismo tiempo y lugar.
Finalmente extendemos esa mirada a la sociedad, nuestros otros hermanos, esos otros espejos en los que nos deleitamos, comparamos o rechazamos, pero siempre, a nosotros mismos.
Agradecida por los hermanos que me acompañan en esta vida, los de dentro y los de fuera de la familia.

¡Fraterno martes para todos!

⚜️Maga — con mis hermanos en Santa Fe (ciudad de Argentina).

domingo, 8 de octubre de 2017

Soltar las muletas



Las muletas son todas aquellas cosas/personas que sentimos que necesitamos, que sin ellas no somos, no podemos caminar.
Tú eres la persona a la que más necesitas y en la que menos confías.
Hoy te invito a escucharte. Si hace mucho que no lo haces te costará reconocer tu propia voz. Para que puedas darte cuenta te recuerdo que es la que te hace sentirte en paz con tus decisiones.
Dirige con tu mente tu atención al corazón, pregúntate qué estás sintiendo y escoge desde ahí.
¡Feliz miércoles de soltar bastones!

⚜ Maga

viernes, 6 de octubre de 2017

Victorias



Mis victorias son cuando me supero a mí misma, no a los demás. Y eso es algo que sucede cada bendito día.
Ya lo dijo el gran Charles Chaplin: "Si la gente sabe cómo se hace, la magia aparece".

¡Feliz viernes amigos!

⚜️ Maga

lunes, 2 de octubre de 2017

Todo comienza en tu espejo



Que nunca se nos olvide amar.
Debajo de cada acto, de cada palabra, que nunca se nos olvide amar.
El amor reside en la conciencia, no en los automatismos o las formalidades. El amor necesita que nos recordemos cada día cuanto nos amamos, sí, a nosotros mismos.
Así que, por favor, que nunca se nos olvide amarnos.
¿Recuerdas lo que sucedió ayer al levantarte y sentir que aún respirabas? ¿Qué sentiste al mirarte en el espejo del baño?
La vida generosa aún está dándote tiempo para que te mires a los ojos y digas "Te amo, gracias por estar ahí, te perdono".
En tu espejo es en donde todo comienza, es en donde estarán siempre todas las respuestas.

¡Feliz inicio de semana!

⚜️ Maga

domingo, 1 de octubre de 2017

Entre responder y reaccionar



Responder y reaccionar son dos cosas bien diferentes; la segunda está impulsada meramente por las emociones, la primera requiere conciencia.
Fíjate que estés respondiendo y no reaccionando porque eso es lo que marca la diferencia en tu nivel evolutivo.

¡Que tengas un lindo día!

⚜️ Maga — en El Retiro - Jardines del Buen Retiro de Madrid.

Divino y humano



No hay distinción entre humano y divino. Lo humano es divino.
El dios que pretendes ser no es mejor del que ya eres.

¡Buenas noches!

⚜️ Maga — en Catedral De La Almudena.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Le llaman milagro



Los Elohim dicen que si te pierdes el presente, te pierdes el flujo de la energía de un polo hacia el otro. Están refiriéndose a lo que acontece a cada instante, lo que llamamos vida, porque en este instante, que es cada instante, no hay juicio, el juicio necesita de la variable tiempo para establecerse. Aquí y ahora, mirando dentro de ti, siempre hallarás la perfección. El cuerpo psíquico, físico y emocional se asienta en el tiempo, si quitamos la variable tiempo no hay problemas, no hay temores, no hay dolor. Pero ese mismo tiempo es el que te da la posibilidad de cambiar de percepción, cambiar el modo y el lugar desde el que observar las cosas. ¡Eso es! Te permite cambiar de lugar a tu observador y, si cambia el observador, cambia lo observado. Le llaman milagro.

De mi próximo libro "Cartas del Cielo"

⚜️ Anarel - Gabriela Collado

lunes, 25 de septiembre de 2017

Darse



Hay dos cosas que hacen que te sientas vacío después de darte; una es la espera de una recompensa, retribución o reconocimiento y la otra el abandono, el no darse a sí mismo.
Porque, de verdad te digo, que es imposible que no te llenes de aquello que das.

¡Buenos días gente!

⚜️ Maga — en El Retiro - Jardines del Buen Retiro de Madrid.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Somos red


Tal vez algún día nos demos cuenta de lo ridículo que es ver la separación de las cosas. Es que si veo a mi hermano como algo separado de mí, yo misma me sentiré separada de todo, como un punto solitario abandonado en el universo. Y eso es lo que hace que me sienta sola o incluso rechazada; lo cierto es que lo que estoy viendo y sintiendo es mi modo de entender la vida (que no necesariamente es el modo en el que funciona), o sea, que lo que veo es mi ilusión de separación.
Imagínate que no te gusta tu nariz, ¿te la arrancas? ¿Aprendes a vivir con ella? ¿La cambias por otra? Eso hacemos con nuestros hermanos, intentamos arrancárnoslos cuando no nos gustan, luego de insistir en esperar que cambien.
Todos y todo son manifestaciones de tu pensamiento, por más que los arranques de tu vida, aparecerán con nueva forma mientras no cambies tus pensamientos sobre quién eres.
Cuando te aceptes y te ames como eres, tus hermanos reflejarán para ti ese amor.
Tu vida es lo que tu piensas de ti.
Somos red, hijos del mismo Padre, no estamos solos si no sostenidos. Déjate querer.

¡Feliz tarde hermanitos!

⚜️ Maga

sábado, 16 de septiembre de 2017

Camino



Sé que el camino se hace caminando; que la respuesta es algo que viene después y hay que saber esperar para hallarla.
Nunca dejé de caminar por temor al camino; aún con miedo, y por esa misma razón, caminé para atravesar las tinieblas.

¡Feliz y agraciado día!

⚜️ Maga

viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Qué es eso de que somos luz?



¿Qué es eso que tanto leemos por ahí de que somos luz?
Sí, somos luz, teniendo en cuenta que la luz transmite información y que, de acuerdo a la información que contenga, será la forma que adopte.
Nuestro ADN contiene la información que nos hace humanos y también divinos.
Esa información o luz alcanza cada molécula para transformarla.
Si se conoce bien el manejo de la energía, se pueden reordenar átomos y moléculas. Sabemos por ejemplo que pensamiento y palabra son energía y que con ellos moldeamos. Emoción es movimiento, también energía.
Entonces la información es luz, es energía. Somos luz, somos información; todo lo es y esa información puede transmitirse cuánticamente porque viaja a través de la luz, es decir sin tiempo; por eso puede sanarse, es decir, cambiarse el pasado o lo que creemos como pasado, porque la información es corregida (no borrada sino completada) en los archivos. La enfermedad es información distorsionada y la sanación es información reordenada, en coherencia.

Elohim, hermanos de la luz.

⚜️Anarel - Maga

viernes, 1 de septiembre de 2017

Cinismo o nobleza

Muros, Galicia, España. Foto propia.

Dijo don Alejandro Jodorowsky: Cuando tu intelecto no sabe amar, te conduce al cinismo.
El concepto de cinismo proviene del latín cynismus aunque tiene origen griego. El término permite hacer referencia a la impudencia, la obscenidad descarada y la falta de vergüenza a la hora de mentir o defender acciones que son condenables.
Cuando nos posicionamos sólo en el conocimiento corremos el riesgo de volvernos cínicos. No conocemos empatía y actuamos sin escrúpulos por un mero interés personal.
Sus opuestos son la nobleza y la sinceridad, atributos del amor que no necesitan de la razón para expresarse.
No sé cuánto puede durar en pie el castillo de un cínico, lo que sí sé es que, cuando se cae, al primero que aplasta es a él mismo.
Siempre estamos a tiempo de elegir amar. Aquí y ahora. Porque todo cuanto hagamos habrá de caérsenos encima.
Mejor que sea amor.

⚜ Maga

jueves, 31 de agosto de 2017

Entrar en bucle



Cuando alguien no puede resolver algo que verdaderamente le preocupa entra en un bucle de repetición que no lo deja escapar del tema. Cada vez que quiere hablar o hacer otra cosa, acaba hablando de lo mismo, de su problema, una y otra vez. 
Hay dos maneras de hablar de un problema, una es para no salir de él y otra es para, finalmente, salir de él.
Me he visto envuelta en esos bucles repetitivos más de una vez y, aun siendo consciente, no conseguía evitarlos; era como una especie de tornado que me absorbía y llevaba hacía donde quería, por eso acababa hablando siempre del mismo tema que me preocupaba o temía. Es por ese comportamiento tornado que lo llamo bucle. 
Cuando uno toma conciencia de ésto lo que debe hacer es evitar entrar en temas o situaciones bucle, que sabe que una vez allí dentro se enredará y le costará salir. He descubierto un modo, quizás el único válido y es el silencio. Cuando te veas hablando de lo mismo una y otra vez, calla o intenta hablar de otro tema. Es un acto de voluntad pura pero, hay que saber, que es el único que nos lleva a la liberación porque, a base de repetición, lo único que conseguimos es perpetuar el problema del que huimos o, incluso, hacerlo crecer. 
Depón las armas, deja de luchar con eso que te sucede, sea una injusticia, un dolor o un miedo; deja de huir de él o de intentar a toda costa encontrar una solución o de que alguien te dé una respuesta diferente; tan sólo haz silencio, deja de pensar y hablar de ello durante un tiempo, tal vez unas horas, incluso unos días, calla principalmente tu mente y, cada vez que el tema se presente en tu cabeza desplázalo con un "ahora no, tal vez luego" y así cada vez; verás como irá perdiendo fuerza a medida que vas centrándote en cosas más positivas para ti. 
Recuerda que, el hecho de que no hayas resuelto aún un problema, no es motivo para castigarte y dejar de disfrutar todo lo demás. 
Al fin y al cabo, no todo depende de nosotros aunque nos creamos imprescindibles.
¡No te atormentes!

<3 Maga

domingo, 9 de julio de 2017

Cuando alguien muere todos morimos un poco



Todos los días muere alguien, es muy cierto, como también lo es que cada día, todos morimos un poco. Pero no es lo mismo cuando nos toca vivir de cerca la muerte de alguien a quién hemos conocido, a quien hemos visto, aunque sólo sea una vez.
Antes de anoche murió alguien con quien compartí apenas unos días en un retiro budista hace algunos años. Pedro tenía dos años menos que yo y se lo llevó de la mano una caída fatal. Recordé aquellos días en Trets, cuando repetimos juntos Nam Mioho Rengue Kio frente a un gohonzon, y me sentí triste.
Hace pocos días, también lloraba por la partida de alguien a quien había querido mucho.
Por regla general la muerte no es algo que me afecte especialmente; quiero decir que mi relación con ella ha sido siempre bastante natural; para mí la muerte siempre ha sido una parte de la vida y sé que ese ser no desaparece si no que se transforma y emprende un viaje con un nuevo rumbo. Así fue cuando presentí la muerte de mis abuelos, cuando despedí a mis padres.
Hoy me levanté pensando por qué la noticia de éstas dos muertes me ha movido algo más de lo habitual, por qué las muertes más cercanas nos afectan más que otras. No hablo de la persona que amas o aquella con la que vives, me refiero a cuando lloramos la muerte de alguien no tan cercano a nuestra vida, a nuestro día a día.
Lo que me respondí fue: la identificación. Nos identificamos con aquello que miramos y aquello en lo que nos miramos por eso nos afecta más la muerte de aquellos con quienes compartimos o hemos compartido parte de nuestra identidad. Podría, incluso, tratarse de alguien a quien no hemos visto jamás en persona pero que nos ha despertado mil y una emociones, como un cantante, un actor o nuestro ídolo del deporte. Aquellos seres con los que compartimos emociones, creencias, lugar, edad; todo lo que hace que nos digamos en ese momento "podría haber sido yo", porque si nos hemos visto reflejados con una parte de su vida, o un aspecto de ésta, también podemos ver una parte nuestra en su muerte.
Empecé diciendo que todos los días morimos un poco, porque cada día nos transformamos, porque el río que vemos no es el mismo río nunca aunque lo parezca y porque, cada ser que parte de este plano y con el que hemos compartido un trozo de nuestra conciencia, también se lleva parte de ese trozo aunque también nos deja algo de sí que nos transforma.
No soy la misma que antes de ayer ni seré la misma que mañana; la muerte de estas personas me recuerda que debo vivir esta vida ahora sin perder más tiempo teniendo miedo.
Creo que todos pactamos cuándo y cómo llegar a este mundo y también cuándo y cómo irnos de él, que son pasos naturales e ineludibles de la vida. Creo que si hemos elegido estar aquí y ahora es para experimentar la conciencia en todas su formas. Creo que cada par de ojos en los que me he mirado reflejan una parte de mí y que, cuando esos ojos se cierran, se va con ellos; tal vez por eso duela un poco más. Creo que el mejor honor que podemos hacerle a la muerte de otro ser es llenarnos de vida.
Sé que cuando lloro la partida de alguien no lloro por su muerte, porque es luz que vuelve a la luz, amor que regresa al origen.
Por todos aquellos trozos de nuestra vida que debemos dejar partir, aquello a lo que debemos dejar morir para poner nueva vida en su lugar. Por los seres que nos han transformado en lo que somos y que ahora se han transformado en luz. Aquellos que solo se han adelantado a nuestro viaje y que nos esperan al otro lado para seguir jugando a un juego nuevo, para seguir creciendo, para seguir amando.
¡Carpe diem amigos!

Maga

lunes, 3 de julio de 2017

¿Un cuerpo iluminado?

 
 
Muchas veces cuando hablamos de conciencia o meditación tenemos la idea de algo “espiritualoide” que nos eleva por encima de nuestro cuerpo y, en el peor de los casos, por encima de los demás.
Creemos que la conciencia o iluminación es algo que sucede allá arriba separado de nostros y tendemos a ignorar o rechazar a nuestro cuerpo o al ego que lo representa. Quizá por términos como el de ascención es que nos hemos imaginado que alcanzar la iluminación era algo como esas imágenes de Jesús o la virgen María elevándose hacia los cielos. En realidad la ascención sucede con el cuerpo y no es que nos elevamos de la Tierra sino que nos elevamos con la Tierra. Lo que se eleva es nuestra vibración energética y nuestro cuerpo es energía y, así, se expande nuestra conciencia (todas ellas). Es en verdad un proceso, más que de subir, quizás de bajar lo espirtual al cuerpo, en lugar de mantenerlo separado como algo sagrado que no podemos mezclar. Otro modo correcto de decirlo sería el de despertar a la divinidad que anida dentro de nuestro cuerpo.
Quiero aclarar que con el término “espiritualoide” me refiero a algo que pretende ser espiritual pero que es sólo una fachada construida por la mente y su idea de cómo debería ser o aparentar estar iluminado.
He conocido a algunas personas que aún creen que meditar es sentarse a pensar y otros muchos que han entendido bien la teoría de la ascensión pero se les ha quedado en algo meramente mental. Entender no es comprender y comprender implica atender a todos nuestros sentidos y cuerpos.
Seguramente por eso a mucha gente le cuesta comprender el concepto de que Dios está dentro de sí mismos. Imaginan a un Dios tan puro y sagrado que no puede mezclarse con lo denso y bajo de un cuerpo lleno de necesidades.
Yo misma tuve que aprender a estar en mi cuerpo (y me llevó mi tiempo debo admitir). Primero daba demasiada importancia a lo mental, luego a lo emocional y finalmente le llegó el turno al cuerpo a fuerza de llamadas de atención sintomáticas no sólo en mi cuerpo físico sino también en la representación de todo lo que refleja la necesidad de estar anclado a tierra y conocer el movimiento de las energías materiales como, por ejemplo, el dinero. Sin embargo ha sido un proceso que permití que fuera de modo natural, no forzándome a escuchar a una u otra cosa.
Lo que en verdad sucede es que estamos tan inmersos en nuestra mente que hemos desconectado de nuestro cuerpo y, por eso, éste no tiene más remedio que manifestarse a través de síntomas y enfermedades.
Así es que los términos conciencia, meditación e iluminación incluyen a nuestro cuerpo. Meditar es bajar al cuerpo, conectar con su centro, es tomar conciencia de mi Yo Soy completo. Se trata de alcanzar una coherencia y una unidad de todos nuestros cuerpos y/o conciencias. Mi conciencia del Ser puede tener muy clara una experiencia por la que estoy atravesando y saber que tengo la fuerza para atravesarla, pero mi conciencia humana, al ser más densa y estar inmersa en un mundo físico y condicionado, necesita otro tiempo para procesarla. De mi depende que aprenda a escuchar todos mis cuerpos y mantenga el equilibrio, sin rechazar a ninguno. Todas son herramientas que constituyen un todo. Imagina cómo sería usar el martillo para todo.

Gabriela Collado

sábado, 1 de julio de 2017

No te quedes con la sensación de haber dado poco

 
Buscamos la luz allí afuera, allí arriba. Buscamos comprender lo grande, desentrañar el Universo. Cuando, en verdad, la luz está aquí mismo, en lo pequeño, en amar con todas nuestras fuerzas, todo cuanto podamos, todo el tiempo.
No te quedes con la sensación de haber dado poco. Dalo todo, sin medida y así no habrá modo de equivocarse. Uno nunca se equivoca cuando ama. Quizá sí se equivoca cuando lo hace esperando algo a cambio.
Probablemente la vida no espere a que te atrevas, a que sientas que estás preparado, a que te encuentres seguro. Las personas menos. Tal vez ya no estén allí cuando dejes de temer, cuando acabes de pelearte contigo mismo. Nada de eso tiene sentido, salvo el amor. Lo único que en verdad importa es lo que das. Porque cuanto más des, más sentirás que has recibido.

¡Gracias por estar y por enseñarme tanto cada día!


Maga

sábado, 17 de junio de 2017

Después del éxtasis, la colada

 
 
Mientras escribía lo que sigue a continuación me encontré con un probervio zen que dice: “Después de la iluminación, todavía tienes que lavar la ropa” y me pareció una imagen excelente que, además se adecua a lo que intento hacer referencia.
En realidad, los seres verdaderamente despiertos que puede haber entre nosotros, se cuentan con los dedos de las manos.
Puede que haya seres más concientes que otros pero, mientras estemos aquí jugando a este juego, estaremos inmersos en la distorsión de esta 3ª dimensión. Si dejamos de creer en nuestro cuerpo, éste desaparece y no hay juegoposible aquí abajo.
Sí, es cierto, que tenemos acceso a diferentes niveles de conciencia y que, desde este sueño, nos expandimos a ellos.
En principio sólo somos concientes de nuesta consciencia Humana y luego vamos accediendo y tomando conciencia de nuestra consciencia del Ser.
Para comprender algo completamente uno ha de convertirse en eso. Como el músico es la música cuando compone. Es decir que uno no se convierte en música sólo por conocer la escala musical.
Por eso, estar despierto, no es sólo conocer la leyes universales, no es simplemente recitar un mantra iluminado o saber cómo funciona el juego. Es sentir que tú eres la ley misma, es convertirte en el mantra, ser el juego en sí.
Es, a la vez, desapegarte de todo conocimiento para saber que las leyes operan en tí, creas o no en ellas, sepas o no de su existencia y funcionamiento y que el juego no te atrape en sus tentáculos emocionales.
No somos lo que nos pasa si no que creamos lo que nos pasa; como quien moldea un sueño.
Somos los hijos dormidos de nuestra consciencia del Ser; ese Padre que nos ha dejado bajar a jugar y, una vez aquí, nos olvidamos de él y de cómo regresar. Hijos sin conciencia, o conciencia Humana sumida en la ignorancia de su verdadero origen.
“Hijo mío, tú siempre has estado conmigo, y todo lo mío es tuyo. “Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque éste, tu hermano, estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado.” Lucas 15:31-32.
En la parábola del hijo pródigo se relata ese regreso del hijo perdido a casa del Padre y da a entender que, en realidad, no importa lo que hagas, siempre que decidas regresar al Padre, el Padre te recibirá porque no juzga tu camino, no juzga tu sueño ni tu juego.
Por eso no necesariamente es más santo el que permanece en el templo acatando los preceptos por “temor” al Padre y sí puede serlo el que regresa “por amor a él”. Porque ha comprendido el significado del perdón, el valor del amor.
Aquellos seres que han alcanzado el éxtasis, han recordado el camino de regreso y decidido regresar al Padre pero, mientras lo hacen, siguen aún inmersos en el juego, aunque canten las alabanzas de su recuerdo. Muchas personas idolatran a esos seres y pretenden deshechar su parte humana. Si, al que llaman maestro, lo ven humano, lo rechazan; no comprenden que, aunque haya tomado conciencia de su consciencia de Ser sigue teniendo una consciencia Humana y, por lo tanto, aún debe hacer la colada cada día.
Creo que no hay cosa que más nos acerque a esa Consciencia del Ser, que tomando conciencia de nuestra propia humanidad.

Yo Soy Fuerte

 
 
Estás ahí sentado, llenándote de queja, pidiéndole a tu Dios que te envíe más de aquello que repites tanto, para que puedas seguir identificándote con eso. No oyes la voz que clama por tu reino. Hasta donde seas capaz de ver, será tu reino.
¿Qué sucedería si, en medio de esa angustia, en medio de toda esa rabia, te pones de pie y proclamas “YO SOY FUERTE”, quizás te preguntarías ¿qué hago aquí llorando?, aquello por lo que lloro ya ha pasado, ya no está aquí, o más aún, todavía no ha sucedido, por lo tanto no está aquí.
“YO SOY FUERTE”, repítelo para ti, en voz alta, en tu mente, alzando la barbilla y la mirada y con una ligera sonrisa en tus labios.
“YO SOY FUERTE”.
Una cosa es estar triste o enfadado y otra es mudarse vivir allí y entonces, ese será tu reino, todo cuánto alcanzas a ver.
Puedes sonreír, a pesar de ti mismo, a pesar de tu creencia de que debes estar triste 0 disgustado. A veces no es más que eso, una creencia. Si alguien muere, debo llorar; si alguien me insulta, debo enfadarme. Puedes llorar o enfadarte, no es ese el punto, si no si es lo que realmente tú sientes o es lo que crees que debes sentir. En cualquiera de los casos: “YO SOY FUERTE”, “YO PUEDO”.
Genesis 13:15 “Pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre”.
Lo que ves es tuyo, porque es lo que eres dentro de ti y, no es tanto lo que ves, sino cómo has decidido verlo y eso es lo que enseñarás y transmitirás a tu descendencia, y eso es lo que heredaste de los tuyos.
Existe una diferencia entre reclamar y proclamar. Salte del reclamo y proclama: “YO SOY FUERTE”, “YO SOY EL QUE VE MAS ALLA DE LO QUE EN APARIENCIA CREE”, “YO SOY EL CREADOR DE MI PROPIA REALIDAD, A CADA INSTANTE Y DESDE AHORA Y PARA SIEMPRE”.

miércoles, 14 de junio de 2017

Miedo a la libertad




Tu miedo a la libertad es directamente proporcional a tu deseo de agradar a los demás.
Quizás porque sencillamente no sabes lo que es agradarte a ti.
No se puede obedecer a dos amos, eso te divide y en la división no hay paz y sin paz, no hay libertad.

💜 Maga

martes, 13 de junio de 2017

No des lo que no te han pedido



Puede que estés convencido, incluso que tengas pruebas, de que aquello en lo que crees o practicas es maravilloso y entonces deseas entregárselo al resto.
No insistas a tu hermano en recibir algo que no te ha pedido (opinión, consejo, ayuda, tus ideas, creencias...) Por muy buena que puedas pensar que es tu obra, el hecho de imponerse denota soberbia.
Respeta en amor a tu hermano en la elección del propio camino; no sabes tú de su experiencia ni sus tiempos y, por tanto, tampoco puedes juzgarlo.

⚜️ Maga

lunes, 12 de junio de 2017

La importancia de recibir


Es una ilusión creer que tienes algo, que algo es tuyo; nada te pertenece, ni tú le perteneces a nada; pero puedes tenerlo todo porque todo lo que tienes es lo que eres.
Todos somos canales universales. Cuando alguien tiene una deuda que saldar con el Universo el modo que tiene para hacerlo es a través de otro que está disponible para recibir. A veces sucede que nos negamos a recibir lo que el otro nos da, bien porque creemos no merecerlo, bien porque creemos que estamos haciéndole un favor impidiéndole endeudarse. En realidad, con esa actitud estamos haciendo dos cosas bien opuestas a lo que en verdad creemos; por un lado le estamos diciendo al Universo que no estamos disponibles para recibir y, por el otro, estamos impidiendo que el otro salde su deuda, además de verlo incapaz de recibir más abundancia. Esa deuda será saldada igualmente, porque el Universo se encarga de mantener el equilibrio y ese bien es algo que debe darse de todos modos, así que, si tú te niegas a recibir eso que el otro tiene que dar, ese bien se desviará hacia otro canal, es decir, otro ser que esté disponible para recibirlo.
No mires el dinero como otra cosa que no sea energía. Lo mismo sucede con la maestría, con la sanación, cualquiera sea el don que crees poseer.
Somos canales, es decir que no es nuestro, sino a través nuestro.
Por eso recibe siempre con gratitud y del mismo modo da, porque no es tuyo el poder de interrumpir el flujo infinito.
Como dijo Heráclito: «La armonía invisible es mayor que la armonía visible».


Somos tus maestros, Elohim - Elokim

Gabriela Collado - Anarel

viernes, 9 de junio de 2017

Saldando cuentas

 
Si, en nuestro hacer, caminar, pensar, vamos tramando creaciones (a medida que caminas creas el telar de luz), para que esas creaciones puedan luego limpiarse, desaparecer, borrarse o equilibrarse debe hacerse con luz (amor).
Para que algo se forme necesita de ambos polos, negativo y positivo; primero se forma el negativo, como vacío u obscuridad y luego el positivo, como forma o luz. Si hoy amas y predicas luz es porque antes has estado en el polo opuesto (independientemente de la encarnación que sea). No pueden existir el uno sin el otro en la forma, sólo la no-forma puede presentarse como uno solo, puede presentarse como luz que incluye, disipa o anula la obscuridad. Tanto en matemáticas como en contabilidad nos enseñaron que para llegar al cero, que es el equilibrio, todas las operaciones anteriores deben anularse unas con otras, es decir que para un negativo debe haber un positivo de igual valor para que pueda quedar en cero, en paz.
Somos un campo binario de formas, somos números, matemática pura, geometría sagrada. Para saldar nuestras cuentas nos toca poner un positivo en donde habíamos puesto un negativo (una mala acción, un mal pensamiento, ignorancia), aunque no lo recordemos; para hacer el bien o actuar correcta o coherentemente no necesitamos recordar el error que hemos hecho. Deja que el ego sea sólo lo que es, una herramienta para este propósito y no un ente con poder de decisión; las decisiones del ego proceden del polo negativo porque lo único que conoce es la materia, en cambio, el espíritu recuerda el origen que es positivo, la luz.
Donde queda aún un mal pensamiento, desequilibrado, pon uno bueno, equilibrado, coherente, amoroso en su lugar y entonces quedarás en paz y habrás saldado y cerrado esa cuenta.
Dice el refrán “Quién a hierro mata a hierro muere” significando que uno recibe o experimenta el mismo daño que hizo a otro.
“Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán.” Mateo 26. 52
Por eso el karma se salda, no desde la reacción, sino desde la compasión.
A una creencia negativa, que nos daña o nos mal guía, corresponde poner una nueva creencia positiva, un nuevo pensamiento que salde o anule el anterior; no puede quedar vacío porque el espacio creado no desaparece.
Y seguramente ese sea lo que quiso decir Francisco de Asís en su oración:
“¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz! Que allí donde haya odio, ponga yo amor; donde haya ofensa, ponga yo perdón; donde haya discordia, ponga yo unión; donde haya error, ponga yo verdad; donde haya duda, ponga yo fe; donde haya desesperación, ponga yo esperanza; donde haya tinieblas, ponga yo luz; donde haya tristeza, ponga yo alegría.
¡Oh, Maestro!, que no busque yo tanto ser consolado como consolar; ser comprendido, como comprender; ser amado, como amar.
Porque dando es como se recibe; olvidando, como se encuentra; perdonando, como se es perdonado; muriendo, como se resucita a la vida eterna.”
Gracias a aquellos que me dan la oportunidad de saldar mis cuentas y quedar en la paz de mi corazón.
 

viernes, 2 de junio de 2017

Sé sólo parte activa del amor

 
Que el amor de Dios se derrame sobre ti.
Siempre eres libre si tu no te encarcelas en miedos, culpas, ataques, reproches y creencias.
¿A quién intentas demostrar tu verdad sino a ti mismo? Y, si realmente sabes que es verdad, ¿para qué intentas demostrarlo?
La impotencia de ver y no poder acabar con el sufrimiento de quién amas hace que acabes culpándote del mismo.
Si quieres liberar a quien amas de su sufrimiento primero deja de sufrir por él y sé sólo parte activa del amor. No intentes arreglar nada más allá de lo que te corresponde y está en tus manos.
Que los ojos sean capaces de verlo todo no significa que las manos deban intervenir en todo lo que los ojos ven. Recuerda que nunca estás viendo la película completa y no puedes pretender cambiar un final que imaginas pero aún no has visto; sólo estás juzgando el todo por una parte y eso es de llamarse ignorancia.
La paciencia evita muchas tragedias.
¿Qué sentido ha de tener la exigencia en el campo de la perfección natural?


El ángel de luz (Adonay), Elohim.

⚜️ Maga

jueves, 18 de mayo de 2017

Permiso para vivir



Ayer escuché decir a un amigo "si fuiste el espermatozoide más veloz, ¿por qué no aprovechas haber sido fecundado y vives?"
Visualiza esta imagen un momento, tu corriendo con todas tus fuerzas para alcanzar el óvulo, pasándolos a todos para llegar el primero.
Es una imagen elocuente, nadie puede decir que no sea cierto.
Llegaste, estás aquí, con toda la vida a tu disposición, cada cosa al alcance de una decisión.
Sin embargo, te encuentras a cada paso pidiendo permiso para vivir. Dejándote intimidar por todos los espermatozoides (ganadores igual que tu) que viven a tu alrededor. Necesitando que alguien externo a tí te de permiso para disfrutar, para sentir, para jugar; así, si me equivoco o me sale mal, podré decir que ese otro pensaba como yo.
Y esto tiene que ver con el modo en que nos condicionan los mandatos del clan al que pertenecemos, lo que se espera de mi aunque no se mencione. Tiene que ver también con una imagen impuesta por la cultura y la sociedad, con el miedo a seguir a nuestra naturaleza profunda. "El diferente no perdura". Sin embargo, el diferente es el que cambia el mundo. Al menos el propio, que ya es mucho.
Las personas que marcaron la diferencia para el resto empezaron solos, los creyeron locos, incluso tontos. Pero veían el óvulo allí delante y no se detuvieron (ni siquiera para pedir permiso).
Y aquí estás tu, esperando que alguien apruebe tus sentimientos.
Me viene a la mente una frase de Jodorowsky: "todo ser que nace es absolutamente deseado por la divinidad (o por el universo) que ha permitido que sea engendrado".
Demuéstrale al universo que no se equivoca, mírate hoy al espejo, alza tu voz y dile al reflejo: ¡adelante, yo te doy permiso para vivir lo que sea, por más loco que te parezca! Y ¿sabes qué? ni siquiera hace falta que te lo des. ¡Vive! y después vemos...


⚜ Maga

Distinguiendo los apegos



Desapego también es dejar que cada uno asuma sus propias decisiones y acciones. Es dejar de querer hacerte cargo de responsabilidades ajenas.
Apego es pensar que yo sé qué es lo mejor para otro, inclusive para mí.
Nos apegamos a la idea de creernos necesarios e imprescindibles para la vida de otra persona. Y así, también nos apegamos a creer que sin esa otra persona nuestra vida no tendrá sentido.
Vivimos apegados a nuestra soberbia y a nuestro propio desprecio.
Ap-ego es miedo, sobre todo a desaparecer; tiene que ver con el miedo a la muerte y a la no trascendencia. Miedo a no ser importante.
Sólo dejo de ser importante si creo que no lo soy. Y soy tan importante como una mota de polvo.
En el universo de la unicidad no hay grados de importancia ni raseros con los que medirse. No hay muerte sino transformación. El apego se niega a esos cambios. Es como un grano en tu cara que se niega a desaparecer porque cree que te embellece.
¿Eso quiere decir que no tengo que ayudar a nadie o que no tiene sentido crear nada?
No, en absoluto. Es maravilloso ayudar a otro, como lo es también crear. El punto del apego se halla en la intención de tu ayuda o de tu creación; el "para qué". El apoyo incondicional es dar amor a otro por el solo hecho de darlo, sin esperar devoluciones ni reconocimientos. La creación es la expresión del amor que soy. Cuando dejo de disfrutar de lo que hago, deja de ser creación y me atrapa.
Cualquier cosa a la que temo me tiene atrapado.
El amor siempre libera.

¡Disfruta este instante que ya es otro!

⚜ Maga

lunes, 8 de mayo de 2017

Después de un gran dolor



Lo que nos salva no es la comprensión de las cosas sino la ternura.
La ternura sirve para envolver la semilla de vida que aun queda en nosotros después de un gran dolor.

* Maga *

gabrielacollado.webs.com

Donde habita el alma

Imagen: Nikolay Tikhomirov

A veces es necesario bucear en aguas profundas para encontrarse con lo sagrado.
Allí habita el alma.
Como quien trae sueños nuevos del viejo mundo.

* Maga *

gabrielacollado.webs.com

Sangreal



A veces la vida necesita aplastarte para hundir más la semilla en la tierra, lo suficiente para engendrar nueva vida integrando lo viejo. Porque la vida no descarta sino que integra e incluye.
Allí está la mano de la Diosa alimentando la nueva vida con la sangre de dolores viejos.
Ese es el sangreal, la sangre real, el oro de vida que corre por nuestras venas, el que forma nuestro hogar primigenio en el útero sagrado.

* Maga *

gabrielacollado.webs.com

sábado, 22 de abril de 2017

No pidas en vano

Catedral de Granada
No pidas en vano, no esperes solamente la ayuda de algo externo a ti, cuando la fuerza y el poder son uno en ti. 
Cuando todo lo hayas intentado, entonces pide la intercesión. No antes, si no siempre serás débil. 
Que no haya intermediarios entre tú y tu Dios.

sábado, 8 de abril de 2017

Ni bueno ni malo

 


Lo que te pasa no es bueno ni malo. Hay que vivir los procesos. Y si duele, que duela pero aprendiendo, metiéndote adentro para llevar luz.
No se trata de deshacerse del dolor y lo no bello. Se trata de transformación. Hay que vivirlo todo, como a las estaciones.

sábado, 1 de abril de 2017

Nada que arreglar



Deja de querer arreglar nada, deja de levantarte cada día creyendo que tendrás que luchar contra algo (un síntoma, una situación, otra persona...)
Deja de querer huir de eso que crees que está mal porque duele.
El dolor existe y esa también es una verdad.
¿Cuándo fue la última vez que te sentiste realmente viva y no intentando vivir?

⚜ Maga

martes, 28 de marzo de 2017

Mis propias manzanas



"Y, cuando los dejes desnudos y al descubierto frente a sí mismos, te maldecirán." Dijo Blancanieves.
"Querrán destruirte sólo porque no soportarán asumir sus propias miserias y te culparán por ellas." Continuó.
"Pero, querido espejo, no habrá nada que tu puedas hacer para impedirlo. ¿Cómo dejar de mostrar la verdad? Eres reflejo."
"Yo, sin embargo, he decidido que desde hoy cultivaré mis propias manzanas." Concluyó.

⚜ Maga

No puedo, yo soy así

 
La persona que es víctima dice "no puedo" y levanta una muralla para no cambiar actitudes personales que la limitan y la dañan. No cambia por miedo a abrirse y no saber como manejar las cosas. Es más cómodo y seguro cerrarse en el "yo soy asi" (complejo de superioridad) o "no puedo" (complejo de inferioridad). Una persona es libre cuando se abre a la opinión del otro, cuando vence sus miedos y se abre a otras posibilidades.

⚜ Maga

domingo, 26 de marzo de 2017

Espirales


Escalera del Arco de Triunfo en París

Los juegos son espirales, bucles y uno elige en qué bucle meterse y permanecer.
Romper la repetición y salir del espiral puede resultar doloroso; voluntad pura, intención clara; una fe que genere una nueva visión y, con ello, una nueva creación.

⚜ Maga