Gabriela Collado

Terapeuta Holística. Maestra Espiritual. Coach en Relaciones. Terapia PNL. Transgeneracional. Biodescodificación. Risoterapia. Reiki Master. Terapia Metamórfica. Registros Akashicos. Tarot Evolutivo. Canalizaciones. Terapias y Talleres Vivenciales (Presenciales y On Line). Conferencista. Seminarios Motivacionales.

jueves, 28 de noviembre de 2013

La ternura



La ternura es uno de los componentes más importantes del amor.
Confianza, empatía, simpatía, plenitud, compasión, lentitud, calma.
Síntomas de deterioro: frialdad emocional, miedo al rechazo, falta de expresión de los sentimientos, prisa, miedo a ser débiles.
La ternura es compasiva porque nos hace ser empáticos y sentir con el otro a su propio compás.
Es la desnudez del corazón, vulnerable y abierto, frágil y valiente.
Un pediatra tenia un tratamiento muy efectivo para los bebés que necesitaban ganar peso: “A este bebé se le ha de acariciar y mecer amorosamente al menos una vez cada tres horas”
El amor es precisamente como ese bebé. El amor cuando no se expresa no existe. No puede suponerse, sobreentenderse, ni intuirse. El amor se vive y revive y reaviva a través de la expresión y la ternura es una de ellas, básica y primordial. 
El amor sana, es por eso que cuando alguien está atravesando una situación difícil necesita altas dosis de ternura para sobreponerse. No es la comprensión del problema, los silencios, las distancias, ni siquiera las palabras de consuelo, lo que le ayudarán a salir sino todo lo contrario, el abrazo, la calidez de una palabra de afecto, el contacto con una mano, una mirada.


2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Certeras palabras, sin duda.

Saludos.

Gabriela Collado dijo...

Un abrazo Jorge!